Las trabajadoras detrás de la ropa.

Las trabajadoras detrás de la ropa.

¿Una nueva etiqueta que intenta llegar al consumidor concienciado? 

La situación en la que se encuentran las personas trabajadoras de la industria textil en los países del Sur y de Asia no sorprende a ninguno de sus consumidores en el Norte, y mucho menos a vosotros, si ya conocéis esta página. 

En el 2011 se denunciaron en Brasil talleres de confección textil en la que había personas en condiciones que rozaban la esclavitud para fabricar ropa para la multinacional Inditex. En el 2013 el complejo Rana Plaza, donde fabricaban una parte importante de las marcas más importantes a nivel mundial, colapsó provocando más de mil muertos y dos mil heridos.  

Todavía hoy, en el 2019, continúan apareciendo noticias en los medios que hablan del trabajo infantil y de la explotación laboral para la fabricación de ropa, siendo la mayor parte de las trabajadoras que se encuentran en estas situaciones mujeres y niñas.  

El conocimiento sobre las situaciones que se dan en estos contextos es tal que ha surgido una etiqueta para la ropa que permite distinguir al consumidos si la camiseta que se va a comprar ha sido fabricada por menores esclavas. Esta etiqueta surge de una ONG, Child Labor Free, que desarrolla un proceso de auditoría independiente a las marcas que lo soliciten para comprobar la utilización de mano de obra infantil en el proceso de producción.  

La preocupación que surge cuando se ven este tipo de iniciativas es el nivel de implicación que ejerce sobre los consumidores, el nivel de lavado de cara que supone para las marcas y el cambio real que puede suponer para las trabajadoras de la industria. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Mostrar
Ocultar