Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar
Denunciada por explotación y riesgo laboral en las fábricas de sus proveedores en Asia.

Es una cadena de ropa irlandesa, perteneciente al grupo Associated British Food, que se caracteriza por los productos fast-fashion: de baja calidad, a bajo precio, para usar y tirar, y cuyo principal nicho de mercado es Europa.

Contrastamos la información que ofrecen en su página web en cuanto a su política de responsabilidad corporativa:

El respeto medioambiental es un elemento que destaca mucho la marca en su página web: forman parte de diferentes programas orientados a reducir el uso de carbón y agua —SCAP de WRAP — en la manufacturación de materias primas, están orientados a mejorar la trazabilidad de las materias primas en la cadena de suministro, potenciando el algodón sostenible en sus prendas y creando un programa dedicado al cultivo sostenible —Cotton Connect y SEWA—. También están adscritos a la Lista de Sustancias Restringidas en Fabricación de ZDHC y desde el 2014 a la campaña Detox de Greenpeace (2011-2018). Asimismo, en lo referido al reciclaje, donan parte de las prendas que no han sido vendidas a la organización Newlife desde el 2010, al tiempo que están implementando medidas de reciclaje y de reducción del gasto energético en sus tiendas físicas europeas. Sin embargo, hay que señalar que de las organizaciones que se señalan en su página web, muy pocas tienen suficiente reconocimiento por parte de empresas prestigiosas en el ámbito del respeto al medio ambiente y de protección del mismo como para ser consideradas una garantía, al tiempo que faltan publicaciones que confirmen la colaboración que señala Primark en su página web con lagunas de las organizaciones mencionadas. También sería necesario para confirmar el impacto y desarrollo de estas prácticas conocer los mecanismos, análisis, evaluaciones, implementaciones y/o impactos que están teniendo sus acciones sobre el medio. Por otra parte, según la campaña Detox de Greenpeace, Primark se encuentra “proceso de evolución”, lo que significa está desarrollando algunas de las iniciativas necesarias para mejorar su impacto medioambiental, pero no a los niveles necesarios. También la campaña Fashion Revolution reconoce la publicación de las listas de proveedores, información sobre objetivos sociales y medioambientales por parte de la marca, y ciertos pasos en igualdad de género y negociación colectiva; establece, sin embargo, que esta información no está publicada de forma que se pueda hacer un verdadero análisis de las situaciones de extracción y producción.

Por otra parte, en lo que se refiere a los derechos humanos en el trabajo contratado en los países de manufacturación y extracción de las materias primas, se vuelven a señalar buenas prácticas en su página web, como el ser partícipe y “líder” de alto nivel de la organización Ethical Trade Initiative desde el 2011, el desarrollo de auditorías y la colaboración con ONGs para diferentes aspectos relacionados con los derechos laborales. Es notorio el derrumbe del edificio Rana Plaza en Bangladesh en el año 2013, en el que se estima hubo 1.100 muertos y 2.000 heridos, que albergaba una fábrica donde se fabricaban productos para la cadena Primark, a pesar de haber sido ésta la primera de las marcas que dotó de fondos para la indemnización de las víctimas. Asimismo, las auditorías señaladas tienen un carácter privado, no público, lo que limita su alcance y la publicación de sus resultados, al tiempo que Human Rights Watch ha señalado que no existe información sobre los proveedores de fábricas de la marca, ni intención de hacer públicos los datos, tampoco existen cifras sobre número de trabajadores, tipos de producto… Como consecuencia de la presión pública Primark hizo públicas en el año 2018 sus fábricas y proveedores a través del Global Sourcing Map.

Por otra parte, en lo referido a las condiciones laborales de las trabajadoras situadas en sus tiendas de cara al público, no existe información proporcionada por Primark, pero a través de noticias de medios digitales es posible conocer el salario de las empleadas de las tiendas en España. En el año 2015 una empleada declaró que con un jornada de 30horas semanales tenía un salario de 700 €, posteriormente en el 2016 se realizó revisión salarial con una bajada de sueldos a la plantilla de tienda —bajada de 900 € de media, con un mínimo de 7.63 €/hora y un máximo de 11.16 €/hora— al tiempo que se aumentaban considerablemente los contratos a tiempo parcial. En el año 2018 elevó un 1.5% los sueldos, quedando el mínimo en 7.95 y el máximo en 11.64 €/hora.

Fuentes:

Primark
0
Respeta derechos laborales y da empleo digno y de calidad
1
Respeta el medio ambiente
0
Entidad sin ánimo de lucro
0
Fomenta la transformación social positiva
0
Compromiso con lo local
Nuestra Nota 0 / 10
Vuestra Nota (0 votos) {{ reviewsOverall }} / 10
Vuestra opinión Puntúa a esta empresa
Order by:

Se el primero en dejar tu opinión

/ 10
Verified
{{{review.rating_comment | nl2br}}}

Ver más
{{ pageNumber+1 }}
Puntúa a esta empresa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Mostrar
Ocultar