Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

El grupo Inditex es un grupo empresarial del que forman parte diferentes marcas de ropa como son Pull & Bear, Stradivarius, Bershka, Massimo Dutti, Zara, Zara Home, Uterque y Oysho. Es una de las mayores cadenas a nivel mundial en la fast fashion 

Inditex, en lo que se refiere a la protección de la fauna, desde la página web del grupo se defiende el cumplimiento con las “Cinco libertades”, así como la no utilización de “piel de pelo”. Sí se comercializan, sin embargo, productos procedentes de animales y no se ofrecen datos de la procedencia de estos productos, las condiciones de vida de los animales, ni se busca una reducción en su uso o una mejora en sus condiciones.

Por otra parte, el Grupo forma parte de varias iniciativas como Textile Exchange, Organic Cotton Accelerator y Better Cotton Initiative. Sin embargo, ninguna de estas organizaciones exige unos criterios para su adscripción, por lo que no se garantiza el cumplimiento por parte del grupo de criterios ecológicos ni de sostenibilidad. También se señala la priorización de productos que cumplan con su Política de Productos Forestales, la cual sin embargo, no establece la necesidad de certificados en los productos que componen sus prendas ni un tratamiento de mínimos de los mismos. Además, la etiqueta que poseen en algunas de las marcas del grupo y que identifica los productos con la economía circular Join life”, posee dos criterios muy generales en su cumplimiento, por lo que se considera que no es suficiente. No establece tampoco un seguimiento, análisis de impacto y similares sobre las implicaciones que las plantaciones de productos destinados a la industria textil tienen en el contexto en el que se sitúan.

Por último, en lo relativo al uso de otras materias primas y productos tóxicos, la campaña Detox de Greenpeace reconoce el papel y los cambios que están desarrollando desde el Grupo, línea en la que se desarrolla una estrategia global de gestión del agua. En este punto señalamos, sin embargo, que no se ofrece información sobre los mecanismos de evaluación que se están siguiendo para esta reducción del consumo, al tiempo que tiene fecha del año 2012.

Sobre la generación de residuos y su gestión, se puede ver cómo el número total de estos ha aumentado, no ofreciéndose información sobre el porcentaje que se recicla/reutiliza, aunque sí se hace referencia al programa “closing the loop para la reutilización y reciclaje de materiales textiles. En las tiendas únicamente se hace referencia en la página web a las tiendas ecoeficientes, donde se señala que 38 de sus tiendas cuentan con certificados de eficiencia, lo cual no parece muy significativo si se tiene en cuenta que el grupo posee en torno a 7.000 tiendas.  

En lo que se refiere al trabajo contratado en el país de origen, en la página web del grupo se ofrecen el Código de conducta de fabricantes y proveedores grupo Inditex” y el “Plan estratégico para una cadena de suministro estable y sostenible”, basados en los estándares mínimos establecidos por la OIT, ETI y otros organismos internacionales, y las auditorías realizadas. No se ofrece información sin embargo de las empresas y fábricas directas y subcontratadas, lo cual es importante para conocer y establecer unos mecanismos de control, al tiempo que el desconocimiento de estas empresas subcontratadas diluye la responsabilidad del Grupo en catástrofes como la sufrida en el año 2013 en Rana Plaza. La campaña Ropa Limpia ha denunciado al Grupo por no haber cumplido con estos estándares de transparencia con los que se comprometió a raíz del caso del Rana Plaza. En el año 2016 se denunció la presencia de trabajo infantil en la India y Bangladesh, en ese mismo año también se detectó trabajo infantil en Turquía, y tuvo que pagar una multa por trabajo esclavo en Brasil.

En el país de destino, en la Memoria Anual 2017 se exponen algunas de las medidas a implementar respecto a la promoción interna, formación de la platilla, etc., pero no hay un desglose por países, sexo, categoría laboral, tipo de contrato… En el año 2017 hubo importantes protestas en los centros logísticos de Madrid y León por las condiciones laborales de los trabajadores, en el año 2018 la inspección de trabajo obligó al grupo a transformar en indefinidos 38 contratos en Galicia. También se señalan por parte de las trabajadoras las diferencias internas que hay dentro del grupo, los contratos a tiempo parcial, siendo algunos de 8 o 14 horas a la semana, y las malas condiciones de seguridad y salud laboral.

Respecto al compromiso con lo local, en la página web se hace referencia a plataformas de diálogo con proveedores y fabricantes. También se hace referencia a que en torno al 57% de las fábricas del grupo se encuentran en Europa, estando el otro gran porcentaje en “Asia y resto del mundo”; hay que señalar, sin embargo, que el número de proveedores de esta segunda zona geográfica triplica a los que se encuentran en Europa. Es decir, a un número menor de fábricas, el triple de proveedores y sólo un 21% de inversión en programas sociales. 

La última esfera de análisis es la referida al nivel empresarial —transparencia, compromisos éticos, lavados de cada, relaciones con países, inversiones de capital, pago de impuestos—.  En lo relativo a la transparencia, según el informe realizado por Fashion Revolution, las marcas que forman parte del Grupo Inditex están en un nivel entre el 41-50%, lo cual significa que publican bastante de la información referida a la manufacturación, procedimientos, logros sociales y medioambientales, brecha de género etc. Según un análisis realizado por Know the Chain, el grupo también obtiene una puntuación elevada, pero en los puntos de “reclutamiento” y “remedios”, aquellos que hacen referencia de forma directa a las condiciones de las trabajadoras y las mejoras a implementar en las cadenas de producción, son en los que obtienen una puntuación muy deficiente. Por otra parte, y referido al capital financiero, en este artículo se señalan algunos de los mecanismos legales a través de los cuales el grupo Inditex está facturando en países en los que no se genera el beneficio; esto se confirma a través del informe desarrollado en el 2016 por el Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, en el que se señala la escasa información proporcionada por el Grupo sobre las empresas establecidas en países considerados paraísos fiscales y la motivación de ello a pesar de haber expresado su compromiso de transparencia. También hay que tener en cuenta que forma parte del lobby europeo European Branded Clothing Alliance, el cual ejerce presión en temas relacionados con la fiscalidad dentro de la Unión Europea. 

Buscar noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Mostrar
Ocultar